Página inicial > Palavras-chave > Termos > apokatastasis / ἀποκατάστασις / restauração / ἀνάστασις / anastasis / ressurreição / (...)

apokatastasis / ἀποκατάστασις / restauração / ἀνάστασις / anastasis / ressurreição / apodidomi / ἀποδίδωμι / restauração / δίδωμι / didomi / anistemi / ἀνίστημι / ὑψόω / hypsos

    

gr. ἀποκατάστασις  , apokatástasis = «posto primitivo, restauração, regeneração, retorno à origem», também quer dizer «devolver a saúde   a alguém». Na linguagem teológica, tem o sentido de eliminar a diferença   entre salvos e condenados. Ao fim e ao cabo, bons e maus se salvarão. Essa doutrina   foi proposta por Orígenes e condenada pela Igreja  .


Franz von Baader

Da mesma forma, pelo que foi dito, não há para o homem   virtude toda pronta, também não há verdade acabada. E mesmo que o homem tivesse permanecido fiel a seu estado paradisíaco ou de inocência de um conhecimento dado, teria sido obrigado por uma atividade   própria que desenvolveria, de fazer tomar substância   nele para esta ciência dada simplesmente em princípio e que por conseguinte se encontra ainda nele em potência somente. Do mesmo modo, precisaria, pelo fato de ter se dado ao erro  vaidade  ), de reconstruir de novo nele esta verdade, e somente por uma destruição sucessiva deste erro   precisamente. Fica claro que ele não pode exercer esta função por uma ação pessoal somente e sem o socorro de uma ação liberadora, assim como, de acordo com o parágrafo precedente, sem esta ação liberadora no momento de escolher entre o bem e o mal, ele não seria capaz de uma tal escolha  . [BaaderFG   I §5]

Thomas Sheehan

Resurrection. In the Greek New Testament, two main verbs are employed to express the rescue of Jesus   from the dead, and both of them are metaphors. First, egeiro   : God   “woke up” Jesus from sleep; and second, anistemi: God “stood Jesus up again” after his fall. Wake up, stand up: note that both verbs have God as the agent of the action, with Jesus as its object. Here’s the point: in English translations of the Bible  , and in Wright’s own text, both of these rich metaphors get erased—only to be replaced by the cover-all verb “to raise” and the noun   “resurrection.”

François Chenique

Na Ressurreição, a alma   toma consciência   que Deus só é real; ela reencontra a princípio em Deus tudo aquilo de que se destacou nos mistérios dolorosos, segundo a fórmula: Tudo o que amo é infinitamente meu Deus. [SARÇA ARDENTE]

C. del Tilo

Clemente de Roma, autor de la Epístola a los Corintios, de la cual citamos un fragmento a continuación, fue al parecer el tercer sucesor de San Pedro   como episcopos (liter.: guardián, jefe de una comunidad religiosa) de la comunidad de Roma.

Con toda probabilidad escribió entre los años 92 y 101. Ireneo relata que Clemente había conocido a los apóstoles y conversado con ellos. (Adv. Haereses III, 3-3) Orígenes le llama apostolorum discipulus, discípulo   de los apóstoles. Podría haber sido compañero de san Pablo  . Muchos piensan que Clemente fue el autor de la Epístola a los Hebreos atribuida a san Pablo.

EPÍSTOLA A LOS CORINTIOS (fragmentos)

XXIV. Observemos cómo el Maestro nos representa continuamente la futura resurrección, de la que nos ha dado las primicias en el Señor Jesucristo cuando le resucitó de entre los muertos. Consideremos las resurrecciones que tuvieron lugar en su tiempo. Tanto el día   como la noche nos muestran una resurrección: la noche se duerme y el día se levanta; huye el día y la noche le sucede. Fijémonos en los frutos. ¿Cómo se hacen las sementeras? Sale el sembrador para echar a tierra las diferentes semillas; éstas, secas y tal cual están, caen al suelo para resolverse en él; pero a partir de su disolución, la magnífica providencia del Maestro las hace levantarse de nuevo y el grano se multiplica y da fruto  .

XXV Consideremos el extraño prodigio que tiene lugar en las regiones de Oriente, es decir en Arabia. Se encuentra un pájaro llamado fénix. Es el único de su especie y vive quinientos años. Cuando su fin se aproxima, se construye con incienso, mirra y otras substancias aromáticas, un ataúd en el que se introduce para morir cuando se ha cumplido su tiempo. De su carne   en putrefacción nace un gusano que se alimenta de la podredumbre del pájaro muerto y que se cubre de plumas. Después, cuando ya tiene fuerza, levanta el ataúd en el que reposan los huesos de su ancestro y, con esta carga, va de Arabia a Egipto, hasta la ciudad de Heliópolis. Allí, en pleno   día y a la vista de todos, lo deposita sobre el altar del sol y emprende vuelo de regreso. Entonces los sacerdotes   consultan sus anales y constatan que ha venido al cabo de quinientos años. ¿Encontraremos, pues, extraño y asombroso que el Creador del universo haga revivir a aquellos que le han servido santamente y con la confianza de una fe perfecta, cuando nos muestra en un pájaro la magnificencia de su promesa? ¿Acaso no está dicho: «Me resucitarás y te alabaré» ? Y: «Estaba acostado y dormido; me he despertado porque tú estás conmigo». Y Job, por su parte, dice: «Resucitarás mi carne que ha sufrido todos estos males».

XXVII Con esta esperanza, pues, que nuestras almas se aferren a aquel que es fiel en sus promesas y justo en sus juicios. ¡Cómo podría mentir aquel que ha prohibido hacerlo! Nada es imposible para Dios excepto la mentira. Reanimemos, pues, nuestra fe en él y tengamos en cuenta que todo le es fácil. Con una palabra de su omnipotencia ha establecido el universo y con una palabra puede destruirlo. «¿Quién le pregunta: Qué has hecho? ¿Quién opondrá resistencia al vigor de su fuerza?» Lo hace todo cuando y como quiere y nada deja de ocurrir de cuanto decreta. Todo está presente   ante sus ojos, nada escapa a sus designios ya que «los cielos relatan la gloria de Dios y el firmamento publica la obra de sus manos; el día lo proclama al día y la noche lo da a conocer a la noche: no se trata ni de un lenguaje ni de palabras cuyos sones no se oigan». [Textos cristianos primitivos]