Página inicial > Oriente > Coomaraswamy (HB:68) – A transmissão e o Buda

Coomaraswamy (HB:68) – A transmissão e o Buda

domingo 20 de março de 2022

      

Por otra parte, se afirma expresamente que los brahmanes de hoy — aunque hay excepciones — han caído de las gracias que pertenecían a sus antepasados puros e inegoístas [1]. Desde este punto de vista, y en relación con el hecho de que el Buddha   nace en una edad en que se honra   más a la casta   real que a la casta sacerdotal, podemos comprender mejor la razón de la promulgación de las Upanishads   y el budismo a uno y al mismo tiempo. Estos dos cuerpos de doctrina, estrechamente afines y concordantes, y ambos de origen   «en los bosques», no se oponen uno a otro, sino a un enemigo común. La intención es claramente restaurar las verdades de una doctrina antigua. Esto no quiere decir que la continuidad de la transmisión en los linajes de los eremitas de los bosques se hubiera interrumpido, sino que los brahmanes en la corte y en el mundo, preocupados de las formas exteriores del ritual [2] y quizás demasiado interesados en sus emolumentos, habían devenido ahora más bien «brahmanes por nacimiento» (brahma  -bandhu) que brahmanes en el sentido de las Upanishads y el budismo, a saber, «conocedores del Brahman  » (brahmavit) [3]. Hay poca duda de que la doctrina profunda del Sí mismo se había enseñado hasta entonces, sólo en sucesión pupilar (guruparampará), a discípulos cualificados; hay plena evidencia de esto, por una parte, en las Upanishads mismas [4] (la palabra upanishad misma implica «sentarse junto» a un maestro), y, por otra, en el hecho de que el Buddha habla a menudo de «no guardar nada detrás». El resultado evidente   de estas condiciones, sería que aquellos a quienes el Buddha se refiere tan a menudo como las «multitudes sin instruir», deben haber mantenido esas erróneas «teorías del alma  » y creencias en la reencarnación de una «personalidad», contra las cuales el Buddha fulmina tan incansablemente [5].



Ver online : Ananda Coomaraswamy – Hinduísmo e Budismo


[1Sutta Nipata 248 sig. (cf. Rig Veda X.71.9); D. III.81, 82 y 94 sig.; excepciones, Samyutta Nikaya 11.13; Sutta Nipata 1082.

[2Ver Satapatha Brahmana IX.5.2.12, 13 para la condena de los sacrificios profesionales.

[3Así, en Sutta Nipata 284 sigs., se asegura que los brahmanes de hoy no siguen puranam brahmananan brahmanadhamma.

[4Maitri Upanishad VI.29 «Este profundísimo misterio.»; Brhadaranyaka Upanishad VI.3.12; Bhagavad Gita IV.3, XVIII.67. Sin embargo, las Upanishads se «publicaron» efectivamente; y de la misma manera que el Buddha «no esconde nada detrás», así se nos dice que «no se omitió nada en lo que se dijo a Satyakama, un hombre que no puede probar su linaje, pero a quien se llama un brahman debido a su hablar verídico» (Chandogya Upanixade IV.4.9). Ya no hay más secretismo, y ahora, a quienquiera que es un Comprehensor, puede llamársele propiamente un brahman (Satapatha Brahmana XII.6.1.41).

[5Samyutta Nikaya II.58 el conocimiento que tiene el Buddha del origen y del fin del jarámaranau es idéntico al de los samanas y brahmanas anteriores y futuros, y esto es el anvaye nanam, la secuencia de la gnosis.