Página inicial > Oriente > Ananda Kentish Coomaraswamy (1877-1947) > Coomaraswamy Edificação

Coomaraswamy Edificação

segunda-feira 28 de março de 2022

      

Edificação do Homem  
Los cielos manifiestan la gloria de Dios: su interpretación, en la ciencia o el arte —y ars   sine scientia nihil   —, no es para halagarnos o meramente «interesarnos», sino «para que podamos seguir las intelecciones y revoluciones del Todo; no siguiendo esas revoluciones que están en nuestras cabezas y que se distorsionaron en nuestro nacimiento, sino corrigiéndolas (exorthounta) con el estudio de las armonías y revoluciones del Todo: de manera que, por una asimilación del conocedor a lo que tiene que ser conocido (to katanooumeno to katanooun exomoiosai) [1], a saber, la Natureza - Naturaleza arquetipal, y viniendo a ser en esa homoiosis   - semejanza [2], podamos alcanzar finalmente una parte en esa “optimidad de vida” que los deuses - dioses han asignado a los hombres ahora y en lo venidero» [3].

Esto es lo que en la India se llama una «auto-integración métrica» (candobhir atmanam samskarana), o «edificación de otro hombre» (anyam atmanam), que ha de llevarse a cabo por una imitación (anukaranna) de las formas divinas (daivyani silpani) [4]. La referencia final a un bien que ha de realizarse aquí y en lo venidero, nos devuelve otra vez a la «totalidad» del arte, definido en los términos de su aplicación simultánea a las necesidades praktike   - prácticas y a los significados espirituales, al cumplimiento de las necesidades del soma - cuerpo y del alma   juntas, que es característico de las artes de las gentes y de los «pueblos» sin civilizar, pero ajenos a nuestra vida industrial. Pues en esa vida industrial, las artes son ya sea para el uso o ya sea para el hedone   - placer, pero nunca son espiritualmente significantes y muy raramente inteligibles.

Una aplicación de las artes tal como la que prescribe Platón para su Cidade - Ciudad de Dios, artes que, como él dice, «cuidarán de los soma - cuerpos y de las almas de sus ciudadanos» [5], sobrevive mientras se emplean formas y símbolos para expresar un significado, mientras «ornamento» significa «equipamiento» [6], y hasta que lo que eran originalmente imitaciones de la realidad de las cosas, y no de su apariencia, devienen (como ya estaban deviniendo rápidamente en el tiempo mismo de Platón) meramente «formas de arte, cada vez más vaciadas de significación en su vía de descenso hasta nosotros» [7] —ya no más figuras de pensamiento, sino sólo figuras de lenguaje.



Ver online : Coomaraswamy


[1Timeo 90D-N Todo el propósito de la theoria - contemplación y del yoga es alcanzar ese estado de ser en el cual ya no hay ninguna distinción entre el conocedor y lo conocido, o entre el ser y el conocer. Justamente desde este punto de vista, aunque todas las artes son imitativas, importa muchísimo lo que se imita, si ello es una realidad o un efecto, pues nosotros devenimos semejantes a eso en lo que más pensamos. «Uno viene a ser justamente de tal material como eso en lo que la mente está puesta» (Maitri Upanishad VI.34).

[2«Devenir igual a Dios (homoiosis theo), hasta donde eso es posible, es “escapar”» (Teeteto 176B; phyge aquí = lysis = sánscrito moksha). «Pero todos nosotros, con la faz abierta contemplando como en un Espelho - espejo la gloria del Señor, somos cambiados en la misma eikon - imagen... contemplando no las cosas que se ven, sino las cosas que no se ven... las cosas que... son eternas» (II Corintios 3:18, 4:18). «Esta homoiosis - semejanza comienza ahora de nuevo a ser formada en nosotros» (Agostinho de Hipona - San Agustín, De spiritu et littera 37). Cf. Ananda Coomaraswamy - Coomaraswamy, «The Traditional Conception of Ideal Portraiture», en Why Exhibit Works of Art?, 1943.

[3Timeo 90D-N

[4Aitareya Brahmana VI.27.

[5República 409-410.

[6Ver Ananda Coomaraswamy - Coomaraswamy, «Coomaraswamy Ornamento - Ornamento».

[7Walter Andrae, Die ionische Saüle (Berlín, 1933), p. 65. Con referencia a la alfarería, especialmente la de la Edad de Piedra y con referencia a la vidriería Asiria, el mismo erudito escribe, «El arte de la cerámica al servicio de la Sabedoria - Sabiduría, la sabiduría que activa el Conhecimento - conocimiento hasta el nivel de lo espiritual, ciertamente hasta el nivel de lo divino, como hace la ciencia con las cosas de todo tipo pegadas a la tierra. El servicio es aquí una dedicación de la personalidad enteramente voluntario, enteramente auto-sacrificado y enteramente consciente... como es y debe ser en la verdadera adoración divina. Sólo este servicio es digno del arte, del arte de la cerámica. Hacer la Verdade - verdad primordial inteligible, hacer audible lo inaudible, enunciar la palabra primordial, ilustrar la eikon - imagen primordial —tal es la tarea del arte, o ello no es arte» («Keramik im Dienste der Weisheit», Berichte der deutschen Keramischen Gesellschaft, XVII:12 [1936], 623). Cf. Timeo 28AB