Página inicial > Palavras-chave > Termos > trophe / τροφή / alimento / trepho / τρέφω / sustentar / elixir / elixir da vida / (...)

trophe / τροφή / alimento / trepho / τρέφω / sustentar / elixir / elixir da vida / ambrosia / artemisa / haoma blanco / néctar / alimento dos deuses

    

Coomaraswamy

«Alimento» (anna, bhoga, āhāra) no debe comprenderse en un sentido restringido, puesto que es todo lo que nutre una existencia contingente; el alimento es el combustible de la vida, ya sea física o mental   (cf. Maitri Upaniṣad   VI.11, Majjhima Nikāya.I.260, y Fedro   246E sig.). Nuestra vida es una combustión. El Sol «sale en el alimento» ([...], Ṛg Veda   Samhitā X.90.2), es decir, «viene comiendo y bebiendo» (San Mateo 11:19), y es el mismo Fuego solar el que «come el alimento en el corazón», dentro de vosotros (Maitri Upaniṣad VI.1), por medio de sus «rayos  » (Maitri Upaniṣad VI.12), de modo que «quienquiera que come (que vive), es por su rayo   como come» (Jaiminīya Upaniṣad Brāhmana I.29.6). De los dos sí mismos o naturalezas, «uno come el dulce fruto   del árbol» ([...], Ṛg Veda Samhitā I.164.20; Muṇḍaka Upaniṣad III. 1, Svetāśvatara Upaniṣad IV.6), como Eva y Adán   en el Génesis, y sufre en consecuencia. En otras palabras, del par conjunto   (sayujā sakhāyā ), representado tan a menudo en la iconografía como un único pájaro con dos cabezas, uno come «veneno» (visam), el otro «ambrosía» (amrtam, cf. el Pañcatantra, Harvard Oriental Series Vol. II, p. 127, y Anton Scheifner, tr., Tibetan Tales, Londres, 1924). En esta conexión es significativo que la √ vis, «establecer», «trabajar», «servir», da origen   igualmente a visam, veneno, y visaya, objeto de la percepción sensorial. De estas consideraciones depende la teoría de la continencia (nuevamente, en ningún sentido restringido de la palabra); puesto que la retirada del combustible de los fuegos de la vida (Maitri Upaniṣad VI.34.1, con sus equivalentes budistas, y como en Filón  , De specialibus legibus IV.118, ύφαιρών, καθάπερ ύλην πυρός  , σβέσιν της έπιθυμίας άπεργάζεται) tiene como finalidad conquistar el hambre (Taittirīya Samhitā II.4.12.5), es decir, la muerte   (Bṛhadāraṇyaka Upanisad I.2.1), por medio del ayuno.

En este sentido amplio de las palabras, que incluye, por ejemplo, «el amor de los colores y sonidos finos» (República   476), la mayoría, incluso de aquellos que tienen pretensiones a la cultura, en realidad «vive para comer», sin darse cuenta de que, como Eric Gill lo dijo tan bien, «un buen gusto es un gusto mortificado» —no un apetito por todo tipo de alimento. Los tipos deben elegirse según la parte de nuestra alma   que nos proponemos nutrir más; cf. Fedro 246E. [AKCMeta  ]


Un aviso explícito de que el Elixir de Vida no es una medicina   física de ningún tipo; de la misma manera que la fons vitae no se encontrará fuera de nosotros mismos. Cf. Aitareya Brahmana   II.14, «...la oblación de Soma es una oblación de ambrosía. Estas oblaciones son incorporales (es decir, invisibles e intangibles); es con esas oblaciones que son incorporales como el sacrificador gana la inmortalidad». [O SACRIFICADO]

Henry Corbin

En Eran-Vej   se encuentra la montaña Hukairya (la muy elevada Hugar), la montaña que está a la altura de las estrellas y desde donde se precipita el caudal de las Aguas celestes de Ardvi Sura   Anahita «la Elevada, la Soberana, la Inmaculada», caudal «que posee un Xvarnah tan grande como todo el resto de las Aguas que discurren sobre la Tierra». Allí es donde se sitúa la morada   terrenal de la diosa de las Aguas celestes. Entonces aparece como la fuente paradisíaca del Agua de la Vida. En esta fuente o en sus orillas crecen las plantas y los árboles maravillosos, y sobre todo el Haoma blanco (el árbol Gaokarena) : «El que come su fruto se vuelve inmortal» . Por ello, en el momento de la Transfiguración final será la bebida de la inmortalidad. Junto al Haoma blanco crece el árbol de todos los remedios «en el que están depositadas las semillas de todas las plantas». De la diosa o ángel   femenino Ardvi Sura depende la fecundidad de todos los seres bajo todas sus formas. No obstante, no es en absoluto la Terra   Mater como Cibeles, por ejemplo, sino que es más bien una Virgen de las aguas, pura, casta  , inmaculada, parecida a la Artemisa de los griegos. [CORPO ESPIRITUAL E TERRA CELESTE  ]

René Alleau

O fato que, desde o início, a alquimia   se propôs tornar o cinábrio comestível ou o ouro   potável não parece ter retido a atenção   dos autores. Eis aí, no entanto, um dado essencial pois a noção   de «transmutação» dos «elementos  » é extremamente próxima daquela da «assimilação  » dos «alimentos». Ora esta assimilação é, a princípio, uma concepção mágica. O alimento contém espíritos. Se comemos o fígado   ou os testículos de um guerreiro, participamos da essência   de sua bravura, de seu poder, de sua «força vital». Do mesmo modo, se o mundo natural é concebido como um grande animal  , certos ossos deste animal, a saber pedras escolhidas com discernimento  , conterão o «Sopro» de sua energia e a absorção deste «sopro» conferirá ao mago   os poderes mais diversos sobre a natureza. Então, será fácil «comandar o trovão», «fazer» chover, «voar   sobre as asas do vento  ». [ASPECTS DE L’ALCHIMIE TRADITIONNELLE]