Página inicial > Oriente > Waldberg (BZ) – Tch’an

Waldberg (BZ) – Tch’an

sábado 27 de agosto de 2022

    

Excertos da tradução espanhola de Francisco Javier Aguirre González, «El Tao   en sus relaciones con el Tch’an   y el Zen»

«He sido destinado a abatirme sobre el origen   de todas las cosas.» Lao-tse.

Gran parte de los términos ocultos del budismo   Zen pertenecen al vocabulario taoísta. En su origen, el Zen es una forma china del budismo, designado en China con, el nombre de Tch’an.

Ahora bien, aunque el Tch’an sea una transformación del budismo mahayanista, aparece también como una prolongación del taoísmo. Puede afirmarse que en el Tch’an se encuentran y se compaginan dos tradiciones, dos mensajes: el de Buda y el de Lao-tse. Es necesario ofrecer un resumen de este doble mensaje, pues aunque se conozcan de oídas tal o cual formas modernas del Zen, se ignoran muy a menudo los textos fundamentales, el Tao-te-King, así como los grandes sutras   mahayanistas, el Pranaparamita sutra, el Lankavatara   sutra y el Gandavyuha sutra.

En " el tercer volumen de sus Ensayos sobre el budismo Zen, Suzuki   ofrece largos párrafos del Pranaparamita y del Gandavyuha sutras. En este último, «el peregrino   Sudhana» plantea, entre otras, la siguiente cuestión: «¿Dónde está la morada   del Bodhisatva?» Es decir, del hombre que busca la iluminación y desea transmitir a los demás la experiencia iluminadora [1].

A esta cuestión, el autor o autores de sutras responden mediante la evocación de una Torre, la Torre Vairochana, morada del Bodhisatva Maitreya, pero morada también de todos los Bodhisatvas del pasado, del presente   y del futuro, y de todos los iluminados:

La Torre es la morada donde habitan en medio de delicias quienes comprenden la significación de lo Vacío, de lo Sin Forma, de la No Voluntad; comprenden que todas las cosas se hallan más allá de la discriminación, que el Dharma-dhatu está desprovisto de separatividad, que existe un mundo de seres que no se hallan a nuestro alcance, que todas las cosas son nonatas [2].

Esta definición de las cosas sublimes por conceptos negativos (Vacío, Sin Forma, No Voluntad) es uno de los rasgos dominantes del Tao-te-King, de Lao-tse. El «realismo», caro a los maestros del Tch’an, es otro de ellos; también es indispensable evocar ahora la figura del «Viejo Filósofo».


Ver online : Michel Waldberg


[1D. T. Suzuki, Ensayos, cap. XVI (ps. 1057 y sig.). Dónde habitan los iluminados, de dónde vienen y adonde van, son cuestiones que los discípulos plantean de continuo al maestro en el seno de las comunidades Zen, tanto legandarias como reales. Los autores de los sutras mahayanistas se propusieron, entre otras cosas, responder a estas cuestiones.

[2Ibid., p. 1071 (tercera serie).