Página inicial > Arte e Simbolismo > Música Imitativa

Música Imitativa

domingo 20 de março de 2022

      

Música   Imitativa
Es natural que en esta clase de investigación rítmica los individuos con dotes musicales deben desempeñar un papel de primer orden. En efecto, la música imitativa, reducida en la cultura nuestra a un papel puramente estético, forma el arte, o, mejor dicho, la ciencia por excelencia en las culturas primitivas.

Todas las investigaciones que pudimos hacer a tal respecto nos inducen a creer que, desde muy antiguo, la humanidad consideró la música imitativa como un instrumento de acción directa y como la más profunda fuente de sabiduría por constituir la expresión más substancial y sucinta de los fenómenos. La razón más tangible — aunque nunca formulada teóricamente y de un modo claro — de la existencia de un papel tan concreto asignado a un arte tan abstracto como lo es la música, parece residir en la opinión de que las verdaderas substancias de los fenómenos son los ritmos sonoros y que el espacio y los objetos visibles en él tienen poca monta, en cuanto a la identificación de la naturaleza verdadera de los fenómenos. Los objetos en el espacio tan sólo son recipientes — sin duda con significación, pero de orden secundario — invadidos por uno   u otro ritmo que animan, según el lugar y la hora, estas formas repartidas en el espacio, produciendo en ellas la vida y el cambio perpetuo tan característico. La inconstancia de los objetos no permite a la mística primitiva considerarlos como realidades. Sólo el ritmo que los invade los eleva a la realidad, y la manifestación   más alta y esencial de este ritmo es el ritmo sonoro.