Página inicial > Imaginal > Lulio Agape

Lulio Agape

domingo 20 de março de 2022

      

De la agape   - caridad.
La agape - caridad es arete   - virtud que causa   compañía y consuelo entre el amigo y el amado que se refieren y tienden a lo amable. Por la agape - caridad aman los hombres a Dios y a sí mismos. Y es más por la thelema - voluntad que por otro principio. Y no puede ser plena sin el arriar, que se refiera y tenga a Dios y a los hombres, con la grandeza   de la bondad, dikaiosyne   - justicia y amabilidad. Por esto los hombres que tienen su amar para Dios y paira sí mismos son hijos de la agape - caridad y vestidos de su hábito  . Pero aquellos que no tienen su amar en Dios ni en sí mismos, con la grandeza de la bondad, dikaiosyne - justicia y amabilidad, no tienen su amar vestido de la agape - caridad; pero está vestido de la figura de la agape - caridad, que es contra la forma; como el agua caliente, en la cual la figura de su calor es contra la forma de la frialdad. Así como los dineros y posesiones son las riquezas de los hombres ricos; de la misma manera la agape - caridad es la riqueza   de los hombres pobres. Y por cuanto quiere la agape - caridad que los ricos satisfagan a los pobres con sus riquezas en sus necesidades, también la agape - caridad es la riqueza de los ricos en los hombres pobres, porque la agape - caridad requiere que los hombres pobres sirvan a los ricos en sus menesteres. Por eso la agape - caridad tiene un pie en los hombres ricos y otro en los hombres pobres, y se lleva a amar por la agape - caridad a Dios, que es el amado. La agape - caridad es semejanza de la thelema - voluntad, la cual desea que sean amadas las amabilidades. Por esta causa la agape - caridad hace que el amado sea en el entendimiento y en la memoria del amigo, en el cual consiste el amado, memorado y entendido. Por esto la agape - caridad es la arete - virtud que da mayor hedone   - placer y contento que otra alguna arete - virtud, y por la cual el amigo está más encadenado a su amado, de manera que no se pueda apartar de él, ni fatigarse, honrándole y sirviéndole. Y por cuanto en este libro hablamos con brevedad, porque las gentes no quieren la prolijidad y se cansan muy presto en amar, no queremos decir de la agape - caridad todo lo que podríamos decir. Hase dicho de las arete - virtudes morales; y ahora se dirá de qué modo una arete - virtud tiene concordancia con otra. Y esto es para que se tenga la enseñanza y doctrina de qué modo con unas arete - virtudes se pueden tener las otras, y de qué manera se puede contradecir a los kakia   - vicios, que son sus contrarios.