Página inicial > Imaginal > Lulio Fides

Lulio Fides

domingo 20 de março de 2022

      

De la pistis   - fe.
La pistis - fe es la arete   - virtud que compele el entendimiento a afirmar o negar positivamente las cosas que son verdaderas. La pistis - fe es para que restaure las verdades amables, recordables y considerables, para que sus semejanzas sean buenas, por las cuales están significadas; como las cosas visibles ausentes de la vista, cuyas semejanzas están recibidas en la phantasia   - imaginación, para que faltando las cosas visibles, puedan parecer amables. La pistis - fe es máximamente por razón del entendimiento, que cree aquello que no puede entender; empero también ayudan a su creencia la memoria y la thelema - voluntad; porque la thelema - voluntad quiere que lo alcance y toque, suponiendo la verdad, la cual no puede tocar ni alcanzar en aquel tiempo por razones necesarias. Y esto quiere la thelema - voluntad, para que pueda alcanzar y tocar las amabilidades de los objetos que el entendimiento considera. Y lo mismo hace la memoria, que tiene instinto   natural   a las memorabilidades deseadas, para tener concordancia con la thelema - voluntad. Por razón de la pistis - fe la intelectividad inquiere la inteligibilidad de las cosas verdaderas, y dispone la materia, para que se entienda pon razones necesarias; y a esta disposición ayuda Dios. Y ayuda la amatividad de la thelema - voluntad y la memoratividad de la memoria. Y por esta causa   el entendimiento se exalta y subtiliza tanto cuanto puede, para subir   y remontar su entender a las verdades de las cosas por razones necesarias; como a el entender la Trinidad de Dios y su encarnación, la creación del mundo y la anastasis   - resurrección de los hombres, el Sacramento del altar y la potestad que el Papa tiene en las llaves, y así de otras cosas semejantes a éstas. Y a este ascenso o sublimación no puede llegar el entendimiento, si primero no supusiere ser posible cualquiera de los objetos que habernos dicho. Por eso la pistis - fe tiene este oficio o función, de que por ella el entendimiento supone que puede entender lo verdadero. Y es la phos   - luz del entendimiento, por la cual pueda inquerir lo verdadero; y cuando hubiere adquirido aquello, es a saber, lo verdadero, o que lo hubiere recibido en un grado de la verdad, la pistis - fe le dispone la materia, por donde suba más arriba con mayor grandeza   de entender; y esto de grado en grado, hasta tanto que no pueda subir más. Y la pistis - fe está sobre el entendimiento, y el entendimiento está debajo de la pistis - fe; como el olivo que está injerido sobre el alcornoque, y cuanto más viene y se allega la materia del alcornoque al olivo, sube más el olivo, y convierte en su especie aquella materia que le va sobreviniendo. Y en este pasaje se conoce de qué modo la pistis - fe permanece, y los méritos» que tiene el hombre por ella; aunque el entendimiento alcance y toque en un tiempo las verdades, que son competentes a Dios por razones necesarias, las cuales verdades no tocaba antes, pero suponía, por la arete - virtud de la pistis - fe, que ellas eran verdaderas. Si no fuese la pistis - fe, los hombres simples y que tratan de las artes mecánicas no podrían participar con las verdades de Dios y de sus obras, que son difíciles de entender, Pero por cuanto la pistis - fe está en ellos, participan con aquellas verdades, amando, creyendo y recordando; de la misma manera que participan con las sensibilidades (que no sienten), imaginándolas, por el cual imaginar se mueven a sentir los sensibles que desean sentir, viendo, oyendo, oliendo, gustando, etc.