Página inicial > Oriente > Coomaraswamy Geração

Coomaraswamy Geração

domingo 20 de março de 2022

      

Dois   Nascimentos de Cristo  , Ato de Geração
DUAS PASSAGENS NO "PARADISO" DE DANTE  
GERAÇÃO
Por ejemplo, en conexión con la doctrina ortodoxa de los dos nacimientos de Cristo, el eterno y el temporal, encontramos dicho que «por parte del hijo   hay una única filiación en realidad, aunque hay dos en aspecto» (Summa Theologica III.35.5 ad 3); cf. «Su nacimiento en María espiritual fue para Deus   - Dios más gozoso que su natividad de ella en la sarx   - carne» (Mestre Eckhart   - Maestro Eckhart, ed. Evans, I, 418). Y puesto que la filiación de Cristo es en cualquier caso una «operación vital de un principio conjunto   (a principio conjunctivo)», y la «filiación eterna no depende de una madre temporal» (Summa Theologica I.27.2C y III.35.5 ad 2), se sigue que Cristo es maternizado en la eternidad no menos que en el tiempo; y que, evidentemente la madre en la eternidad, la «María espiritual» del Mestre Eckhart - Maestro Eckhart, es «esa naturaleza divina con la que engendra el Pai - Padre» (Summa Theologica I.41.5C), «Es decir, esa naturaleza que creó todas las otras» (Agostinho de Hipona   - San Agustín, De trinitate XIV.9) —Natura naturans, Creatrix uni-versalis, Deus, puesto que esencia y naturaleza son uno   en Él, en la Identidad Suprema, que es la unidad de los principios conjuntos. Finalmente, puesto que la vida divina es inaconteciente, no hay, evidentemente, sino un único acto de generación, aunque hay «dos en aspecto, correspondientes a las dos relaciones en los padres, cuando se consideran con el intelecto  » (Summa Theologica III.35.5 ad 3). Es, entonces, doctrina cristiana latina que hay una única generación, pero dos madres distinguibles lógicamente. El equivalente exacto de esto, en el menor número   de palabras posible, aparece en el Gopatha Brahmana I.33, «dos matrices, un único acto de generación (dve yoni ekam mithunam)». Este breve texto resume, por una parte, la doctrina védica familiar de la bimaternización de Agni  , que es dvimata —como, por ejemplo, en Rg Veda   Samhita III.2.2 y 11, «Él devino el hijo de dos madres. fue encendido en matrices diferentes», y Rg Veda Samhita I.113.1-3, donde la Noite - Noche, «cuando ha concebido el encendido del Sol, cede la matriz a (su hermana) la Aurora  »— y, por otra, el dogma   derivado de la maternidad dual (o alternativamente maternidad y maternidad de leche) por la que el Avatar eterno se manifiesta en el vaisnavismo, el budismo y el jainismo, donde, por una formulación algo materializada, el nino divino   es transferido efectivamente de la matriz del dynamis   - poder espiritual a la del dynamis - poder temporal, representados respectivamente por las reinas Devananda y Tisala [1].



Ver online : Coomaraswamy


[1Para más paralelos, ver Coomaraswamy, «La "Vida del Conquistador" en la Pintura Jaina», Journal of the Indian Society of Oriental Art, III (1935), 132.