Página inicial > Antiguidade > Dos dois discursos de Sócrates

Dos dois discursos de Sócrates

quinta-feira 24 de março de 2022

    

SÓCRATES.—Dejémosle, pues, para que no te enfades, aunque en mi opinión encierra gran número de ejemplares útiles, que deben estudiarse, para huir a todo trance de imitarlo. Hablemos de los demás discursos. En ellos encontraremos enseñanzas que podrán aprovechar al que quiera instruirse en el arte oratorio.

FEDRO  . ¿Qué quieres decir?

SÓCRATES.—Estos dos discursos se contradicen; porque el uno   tendía a probar que se deben conceder sus favores al hombre enamorado, y el otro al no enamorado.

FEDRO.—El pro y el contra son sostenidos con calor  .

SÓCRATES.—Creía que ibas a usar de la palabra propia que es “con furor”. Ésta es la palabra que yo esperaba; ¿no hemos dicho, en efecto, que el amor era una especie de furor?

FEDRO.—Sí.

SÓCRATES.—Hay dos especies de furor o de delirio; el uno, que no es más que una enfermedad del alma  ; el otro, que nos hace traspasar los límites de la naturaleza humana por una inspiración divina.

FEDRO.—Conforme.

SÓCRATES.—Hemos distinguido cuatro especies de delirio divino  , según los dioses que le inspiran, atribuyendo la inspiración profética a Apolo, la de los iniciados, a Dionisos; la de los poetas, a las Musas  , y en fin, la de los amantes, a Afrodita y a Eros  ; y hemos dicho que el delirio del amor es el más divino de todos. Inspirados nosotros por el soplo del dios del amor, tan pronto aproximándonos como alejándonos de la verdad, y formando un discurso plausible, yo no sé cómo hemos llegado a componer, como por vía de diversión, un himno, decoroso sí, pero mitológico, al amor, mi dueño, como lo es tuyo, Fedro, que es el dios que preside la belleza.

FEDRO.—Yo estuve encantado al oírlo.


Ver online : SÓCRATES