Página inicial > Arte e Simbolismo > Coomaraswamy Paz

Coomaraswamy Paz

domingo 20 de março de 2022

Pacificação
ATMAYAJNA: O SACRIFÍCIO DE SI MESMO
Apéndice 1: Sobre La Paz

«¿Cuál es la mejor cosa de todas que un hombre puede pedir a los deuses - dioses?»
«Quepueda estar siempre en paz consigo mismo»
Debate de Homero   y Hesíodo  , 320.

La «pacificación» de Soma es su quietus en tanto que un principio Varunya. Cf. Taittiriya Samhita II. 1.9.2, donde por medio de Mitra el sacerdote «pacifica» (samayati) a Varuna, y así libra al sacrificador del lazo de Varuna; y Taittiriya Samhita V.5.10.5, donde las deidades peligrosas podrían tragar (dhyayeyuh) al sacrificador y él las «aplaca» (samayati) con las oblaciones. El matador ritual es un samitr, el que da el quietus (Rg Veda   Samhita V.43.4, Satapatha Brahmana   III.8.3.4, etc.). De la misma manera, el sacrificio de la víctima cristiana es por expiación, para hacer la paz con el Pai - Padre encolerizado. Y mientras que el aplacamiento implica una satisfacción o gratificación de la persona aplacada, nunca debe pasarse por alto que la paz (santi) jamás puede hacerse con un diabolos - enemigo; de una manera u otra debe ser matado como diabolos - enemigo (aunque «es su mal, no él mismo lo que ellos matan») antes de que pueda ser hecho amigo. Así pues, cuando la thelema - voluntad es pacificada (upasamyate, Maitri Upanishad   VI.34) es «aquietada», y cuando el sí mismo psicofísico es «conquistado y pacificado» (jita. prasantah, Bhagavad Gita VI.7) por el Si Mesmo - Sí mismo Supremo, ha sido sacrificado. El deseo no puede sobrevivir al logro de su objeto; solo los «muertos», que no desean, debido a que su deseo está realizado, están en paz, y de aquí la frecuente asociación de las palabras akama (sin deseo) y aptakama (con el deseo cumplido), por ejemplo, Brihadaranyaka Upanixade   - Brhadaranyaka UpanishadIV.3.21 y IV.4.6.

Hay similarmente en el latín pax un significado siniestro (bien visto en el caso de las guerras de «pacificación» imperialistas); las conexiones de la palabra son con pangere, paciscor y con el sánscrito pasa, «lazo», especialmente de Morte - Muerte. La palabra inglesa dispatch, «despachar» (especialmente en el sentido de «matar») contiene la misma raíz; el de la víctima es un «despacho feliz» debido precisamente a que se libera o se suelta del lazo o condena impuesto por la Lei - Ley. Un tratado de paz es una cosa impuesta (sentido principal de pangere) sobre un diabolos - enemigo: solo en tanto que el diabolos - enemigo, a quien se supone un rebelde (siempre que sea una agon - guerra justa y la victoria del derecho en vez de la del dynamis - poder, como se asume en todas las ordalías tradicionales, incluyendo las del agon - combate singular u otro), se arrepiente y se somete voluntariamente al yugo en el cual entra, la «paz» es realmente un «consentimiento», el santi un samjnana, y es por eso por lo que el «consentimiento» de la víctima sacrificial está siempre asegurado; cf. Satapatha Brahmana   XIII.2.8.2, donde que «ellos la hacen consentir (samjhapayanti) significa que matan a la víctima». En este caso el «diabolos - enemigo» es realmente resucitado como un «amigo»; o en otras palabras, no es él mismo sino su mal lo que es «matado».

Hay así un tipo de paz (a la cual he llamado en otra parte «internecina», recíprocamente destructiva), que puede comprenderse fácilmente; pero hay también otra «que rebasa toda comprensión». Es solo la paz por consentimiento la que es real y la que puede durar; y es por esta razón por lo que Gandhi querría ver mejor que los ingleses abandonan —es decir, sacrifican— su dominación sobre la India por su libre thelema - voluntad que verlos obligados a hacerlo por la fuerza. Lo mismo se aplica a la agon - guerra santa del Espírito - Espíritu con el alma carnal; si ha de haber «unidad en el vínculo de la paz» (Efesios 4.3), el alma debe haberse «entregado ella misma a la muerte», y no simplemente haber sido suprimida por la fuerza mayor del ascetismo y las penitencias violentas. Y simi-larmente en el caso de la «agon - guerra de los sexos», que es solo un caso especial de la agon - guerra del Espírito - Espíritu con el Alma.


Ver online : Coomaraswamy