Página inicial > Antiguidade > Naassenos

Naassenos

sábado 23 de julho de 2022

    

J. Montserrat Torrents

Se trata aquí del grupo designado por Hipólito «naasenos» en Ref. V 6, 3, y reseñado en Ref. V 9, 11-22, distinto, a mi manera de ver, de los gnostikoi a los que se refiere la noticia hipolitiana entre los dos lugares citados.

Los naasenos (el nombre les viene del hebreo nahas, serpiente  ) se llevan la palma del ofitismo: veneran a la serpiente en templos y la ponen como principio cosmogónico absoluto  . Su atributo es el bien y su obra la belleza. Para describir la operación de la serpiente-bien en el ser humano  , los naasenos recurren a una ingeniosa alegoría de los cuatro ríos del Paraíso  . Prosiguen relacionando el «agua sobre el firmamento» de Génesis 1, 2 con el «agua viva» del Evangelio de Juan 4, 10-14 y otros pasajes del mismo Evangelio, para terminar proclamándose, a fuer de espirituales, los únicos cristianos.

Se trata, pues, de una secta rigurosamente cristiana que articula todavía su especulación en torno al Antiguo Testamento. De hecho, es el primero de los cuatro grupos reseñados por Hipólito en su libro V, y que tienen en común la exégesis de los primeros capítulos del Génesis. [Excertos de J. Montserrat Torrents, "Los Gnósticos"]

García Bazán

Los naasenos se denominaron así de la palabra hebrea "naas" (nahas), serpiente, igual que el nombre "ofitas" deriva de ofis, serpiente también en griego. Se denominaron igualmente "gnósticos" por el propio y exclusivo conocimiento profundo que decían poseer de los mistérios del ser (Elenchos   V, 6,3-4). Con lo dicho la referencia a la posesión de la gnosis   está claramente expresada y algunas otras notas que iremos enumerando vienen a subrayar esta noción fundamental. Por ejemplo, el esoterismo se revela explicitamente cuando se sostiene que las doctrinas por ellos conservadas les habían sido transmitidas por Santiago, el hermano   del Senor, a Maria, la Magdalena, según parece. Pero entre los naasenos el concepto de gnosis se desarrolla en torno a la doctrina sobre el Hombre primordial o Adamas y su contraparte en la tierra, es decir, el Hijo del Hombre, el gnóstico a secas u hombre espiritual, que ha descubierto o reconocido al anterior   en su profundidad y que por eso posee la cosmovisión correcta y está enderezado hacia la mayor perfección.

Esta experiencia, por otra parte, posee un carácter intrínseco de universalidad trascendente y es esta nota la que superando los limites de las religiones particulares permite interpretarlas todas conjuntamente desde un mismo nível espiritual que las ve desde otra perspectiva, sin confundirlas; por eso también, la exégesis naasena reúne sin escrúpulos las tradiciones de Oriente y de Occidente, judias, asirias, cristianas, griegas, etc. y no teme desvirtuarlas. [GNOSIS]