Página inicial > Antiguidade > Cristo

TERMOS CHAVES

Cristo

RELIGIÃO

sexta-feira 29 de julho de 2022, por Cardoso de Castro

    

Segundo o "DICIONÁRIO INTERNACIONAL DE TEOLOGIA DO NOVO TESTAMENTO" de Coenen & Brown, o Christus é a forma latina do grego Christos, que por sua vez é na Septuaginta e no NT o equivalente grego do aramaico meshiah  . Por sua parte esta palavra   corresponde ao hebreu mashiah e designa a alguém que foi solenemente ungido   para desempenhar um cargo. A forma helenizada de meshiah é messias, que, no caso de Iesous, se faz declinável agregando um sigma final. Além do mais o termo messias aparece no NT grego somente duas vezes e somente em Jo 1 e Jo 4; nas duas vezes, é traduzida por Christos pelo mesmo evangelista e se referem a Jesus de Nazaré. [...] O termo grego vem de chrien, estender suavemente (sobre algo), untar, verbo que quando se emprega fora do NT é necessário indicar mais concretamente a "matéria" com que se faz.


El Cristo total es también el Hombre total, el único Primeiro gran Anthropos  , con la unidad misma del Hijo  . Si es uno   el Hijo y uno también el género humano, en los designios de Dios la última y más honda unidad del género humano está en su comunión con el Hijo, en la comunión del Espíritu paterno. Los hombres no están llamados a la unidad personal con el Padre, pero sí a la henotes o unidad espiritual con El, físicamente comunicable a la carne  .

Echase de ver sin mucho discurrir que el centro   del hombre, en la mayoría de las nociones y en todas las nociones históricas (b)...(f  ) (v. Noções de Homem), es Cristo. Ejemplar futuro   para el hombre animal   de Gen 2,7 y paradigma   real  , cumplido ya, para el hombre del NT; destinado a realizarse, al fin, en presencia del Padre. La recapitulación humana, total, fue histórica en Cristo redivivo. Y prefiguraba, al mismo tiempo, lo que había de cumplirse en Cristo cabeza y los justos, miembros de ella. En el gran cuerpo (místico) de los predestinados, la imagen de Dios es el Hijo; la semejanza divina, el Espíritu Santo, y el Hombre, todo el género humano que tiene por cabeza a la humanidad de Jesús. La imagen y semejanza de Dios afecta al género humano no por recapitulación en la humanidad de Cristo, sino por extensión homogénea del Espíritu paterno a todos y cada uno de los predestinados.

En adelante, el hombre ya deificado olvida el dinamismo de la especie humana, para incrementar con la fe, esperanza y amor — todas las cuales perseveran arriba, según Ireneo — la vida de Espíritu. El ‘factus’ ha adquirido la cualidad del ‘infectus’, como el Padre. Terminado el tiempo de la economía, comienza la eternidad, en la que Dios y los hombres harán vida común, en incorrupción e inmortalidad. Hasta ese momento transcurrió la historia  , superando una noción con otra, sin abandonar nunca la línea horizontal, a partir del hombre psíquico (Gen 2,7). La aparición del Salvador   no interrumpe la línea. Emerge con El el Hombre ideal, primicias de entre los muertos, empujando al género humano, en el sentido lineal de antes, hacia el cumplimiento del Cristo entero, que aguarda su término al fin de los tiempos. Realizado el Hombre — Dios en el cuerpo de la Iglesia, cuerpo también del género humano predilecto de Dios, cesan los días de la creación, y comienza el descanso, que ya no es historia y sale del marco de la semana (= Hebdómada) para entrar en el Señor. [Antonio Orbe  . CRISTOLOGIA GNÓSTICA; CRISTO PREEXISTENTE; O HOMEM]


Ver online : CRISTOLOGIA