Página inicial > Arte e Simbolismo > Sangue da Virgem Celeste

Sangue da Virgem Celeste

segunda-feira 28 de março de 2022

      

Sangue   da Virgem Celeste
A este propósito merece estudio la versión a que somete Origem   do Mundo - UW el motivo de la Fluxo de Sangue - hemorroísa mediante la mítica «Sangue - sangre de la Virgem - Virgen»:

Y al punto he aquí que vino una luz de la Ogdoada - Ogdóada superior (y) atravesó todos los cielos de la tierra. Al ver el arquigenetor (= YHWH   - Yahvé) que la luz era hermosa, porque resplandecía, maravillóse y se avergonzó mucho. Al revelarse esta luz, apareció en ella una imagen de hombre, que era muy admirable, y nadie la vio, fuera del demiourgos   - Arquígenetor y de la Pronoia   que con él estaba. Empero, su luz (= no su imagen) revelóse a todas las virtudes (dynamis  ) de los cielos. Por lo cual todas fueron conturbadas por ella [1].

Entonces, al ver la Pronoia al ángel (= imagen de hombre), se enamoró de él; mas él la aborreció, porque estaba (ella) en Trevas - tinieblas. Quiso, empero, ella abrazarle, y no pudo. Al no poder satisfacer su amor, derramó ella su luz a la tierra [2].

Desde aquel día, el ángel aquel (= imagen de hombre) se denominó «Adam   - Adán de luz», cuyo significado es «el Homem   de Luz - Hombre luminoso de sangre». Y la Tierra extendióse por encima de él, (como) el santo Adamas, cuyo significado es «la santa tierra adamántina». Desde aquel día, todas las exousia   - potestades (exousia) veneraron (timan) la Sangue - sangre de la Virgem - Virgen (parthenos). Más aún, el Água - agua fue purificada mediante la imagen de la Pistis   Sophia  , que había aparecido al demiourgos - Arquigenetor en el Água - agua. Con razón (eulogon) se ha dicho, pues: «Mediante el Água - agua», porque el Água - agua santa todo lo vivifica (desde que) ella la purifica. A partir de esta primera Sangue - sangre, revelóse el Eros  , como andrógino que era. Su masculinidad es Himeros  , por ser fuego venido de la luz. Su feminidad, que está con él, (es) un alma   de Sangue - sangre, algo venido de la sustancia (ousia  ) de la Pronoia. El (= el Eros) es muy hermoso en su belleza, porque tiene más gracia (kharis) que todas las creaturas del caos  ... [3]

El fragmento comienza con una exégesis gnóstica de Gen 1,3: «Fiat lux (= Homo luminis = Logos  ), et facta est lux». La epifanía de la luz u Homem de Luz - Hombre de luz (Filho   de Deus   - Hijo de Dios   en forma de Anthropos) es el arranque de la aparición del hombre sensible  . Origem do Mundo - UW distingue el Homem de Luz - Hombre luminoso (= Filho de Deus - Hijo de Dios) y el Eros (= Hombre divino   de la tierra), su reflejo terreno.

La aparición celeste del Homem de Luz - Hombre de luz al demiourgos - demiurgo (= demiourgos - Arquigenetor) y a su Pronoia determinará la formación del hombre (plasis   - plasmado) a su imagen y semejanza (Gen 1,26), y en particular del Eros.

El demiourgos - Arquigenetor vive en matrimonio (mítico) con Pronoia. Ella es muy superior a él, como enlace entre el Homem de Luz - Hombre de luz y del demiourgos - demiurgo (arcóntico y tenebroso). Extrañamente, la cónyuge del demiourgos - Arquigenetor (= demiourgos - demiurgo) se mantiene virgen, y actúa como «virgen de luz» [4].

No bien el demiourgos - demiurgo (demiourgos - Arquigenetor) y Pronoia descubren en las alturas la forma del Homem de Luz - Hombre de luz, despiértase el amor conyugal de Pronoia, quien — como encubierta parthenia   - virgen de luz — abandona a su marido y quiere unirse con el Homem de Luz - Hombre luminoso [5]. Este la aborrece. Pronoia, que a vista de El había concebido en su interior, padece un Fluxo de Sangue - flujo de sangre luminosa (el motivo de la Fluxo de Sangue - hemorroísa), que se derrama a la tierra como lluvia, mezcla de Sangue - sangre arcóntica (= sustancia del demiourgos - Arquigenetor y de Pronoia), o psyche, y de luz, o pneuma  .

He ahí, de un lado, el Homem de Luz - Anthropos de luz, aparecido en el cielo, por nombre Adam - Adán de luz, figura muy conocida en la Pistis Sophia y en el tratado anónimo de Bruce, y de otro, la Virgem - Virgen (= Sophia - Sofía, Prunicos), exaltación divina de la pronoia del mundo, a media distancia entre el Logos (= Homem de Luz - Hombre de luz) y el alma (= demiourgos - demiurgo) [6].

Sólo cuando los gérmenes de aquella lluvia luminosa maduren (mediante la gnosis  ) en la tierra, la Virgem - Virgen (Pronoia) será admitida al matrimonio con el Homem de Luz - Hombre de luz, y, con ella, la Igreja   - Iglesia, que como flujo había llovido sobre la tierra. La Sangue - sangre luminosa de la Virgem - Virgen se convertirá en pura luz como el Adamante.

El autor de Origem do Mundo - UW juega con términos y conceptos. El Homem de Luz - Hombre de luz se dice Adamas, como paradigma   del hombre Adam - Adán. Mientras la Virgem - Virgen, mujer antes del demiourgos - Arquigenetor y destinada a serlo de Adamas, pasa a ser — como origen   de la iglesia espiritual terrena — esposa de Sangue - sangre (en hebreo Dam). De ahí el juego entre Adamas y Dam, el Homem de Luz - Hombre de luz y la «Sangue - sangre de la Virgem - Virgen»; el primero, paradigma celeste del hombre espiritual perfecto de la tierra, y la segunda, madre del hombre divinamente inmaturo.

Adamas, el Homem de Luz - Hombre de luz, no se derrama. Se vale de la «Sangue - sangre, luminosa» de Pronoia para fundar en el mundo la iglesia (femenina) de los hombres de luz. El derramamiento de Sangue - sangre corre a cuenta de Pronoia y constituye su característica  . Una maternidad virginal, porque no proviene de matrimonio y denuncia la inmadurez de los gérmenes diseminados por ella en el mundo; pero llamada a corregirse mediante el complemento de la sotería del Logos, con la regeneración de los perfectos «Filhos de Luz - hijos de la luz».

Tal regeneración, hecha con auxilio del Salvador   de los hombres, ¿requiere nuevo derramamiento de Sangue - sangre? Origem do Mundo - UW sólo toca los preliminares de la salud. ¿Quiere eso   decir que los grandes heterodoxos disociaron la «efusión de Sangue - sangre», que inaugura la aparición del hombre en la tierra, de la que le restaura para su aparición en el cielo (resp. en el aion   - eón, reino de la luz)? No hay razón positiva.

Al mito   de la Virgem - Virgen (Pronoia) y su Fluxo de Sangue - flujo de sangre hay que juntar   — sin salir de Origem do Mundo - UW — las relaciones entre Eros e Psique - Eros y Psique.

Tras de esto, brotó (en el paraíso  ) el olivo, que purificará a los reyes y sacerdotes   sumos (archiereus) de la justicia (dikaiosyne  ), llamados a revelarse en los últimos días. Empero, el olivo habíase revelado fuera de la luz del primer Adam - Adán a causa   del crisma que se recibe. Mas la primera Psique amó a Eros, que estaba con ella, (y) derramó su Sangue - sangre por causa de él también en la tierra. Y de aquella Sangue - sangre creció primero la rosa en la tierra, saliendo del espino, para alegría de la luz que se manifestará en el arbusto. Más tarde, a su vez, crecieron las hermosas y fragantes flores en la tierra, según sus especies (kata genos  ) conforme a cada una de las vírgenes, hijas de Pronoia. Cuando éstas se enamoraron de Eros, derramaron también su Sangue - sangre — por causa de él — en la tierra. Luego de estas (flores) crecieron en la tierra todas las plantas (botane), según sus especies (kata genos), que poseen la simiente de las exousia - potestades y de sus ángeles [7].

El origen de las flores y plantas tiene lugar también por Fluxo de Sangue - flujo de sangre virginal; de vírgenes, hijas de Pronoia y esposas virginales de los arcontes (= exousia - potestades del demiourgos - Arquigenetor), movidas a ello por el eros, un amor degradado (no — luminoso), traducible míticamente por las relaciones entre Psique y Eros, proyectadas sobre la hyle  .

Origem do Mundo - UW se vale de la aparición de las plantas — a raíz del recuerdo del olivo clásico del paraíso, origen de la unción del espíritu (de incorruptela) — (Origenes Ofitas) para orquestar posiblemente las categorías de hombres que aparecen en el mundo en torno al primero (espiritual terreno). El proceso es fundamentalmente igual que arriba (Origem do Mundo - UW 156,2ss). También ahora fluye virginalmente una Sangue - sangre sui generis, inferior   a la primera. Si Pronoia, a vista (y no por matrimonio con) el Homem de Luz - Hombre luminoso, dio origen a la Sangue - sangre virginal (luminosa), Psique, a vista de (y tampoco por matrimonio con) el eros, produjo una Sangue - sangre inferior, de que procedieron individuos no-divinos, representables en flores, y plantas, y animales [8].

A esta lluvia virginal, o efusión de Sangue - sangre, que da origen a las especies vegetales (y animales), ¿corresponde otra — más alta — del Homem de Luz - Hombre luminoso (resp. Eros), que las regenere en orden a la luz?

El olivo del paraíso, origen del ungüento para reyes y sacerdotes sumos, recuerda otra efusión, asimilable a la de «la luz venida de la luz» [9] o a la del pneuma divino, que, al tiempo de ungir a los cristos (reyes, sacerdotes y profetas) [10], les habilita en el orden salvífico (resp. cognoscitivo).

En todo caso, vuelve una idea   muy parecida a la del «río del alma» (resp. Hécate) entre los Oráculos caldaicos [11], que, en forma implícita, se repite, a través de los mitos del «Fluxo de Sangue - flujo de sangre», lo mismo en la Fluxo de Sangue - hemorroísa valentiniana (Ireneo - Iren., Orígenes - Oríg.) que en la Virgem - Virgen (Pronoia, Psique) de Origem do Mundo - UW: la efusión de la Sangue - sangre (cósmica, eclesial) como derramamiento del Espíritu Santo (femenino), con el simbolismo Sangue - sangre = Espíritu Santo del Evangelho de Felipe - Evang. Phil. 23.

El Logos es el Cristo  , Homem de Luz - Hombre de luz (resp. Eros); el Espíritu Santo, la parthenia - virgen Pronoia (resp. Psique). Un paso más, y la carne   de Cristo es el Logos; la Sangue - sangre de Cristo, el Espíritu Santo. Se comprende que la carne y la Sangue - sangre de Cristo hayan podido — entre gnósticos — simbolizarse con Adam - Adán y Eva, o con el Logos (= Adamas) y el Espíritu Santo (= Virgem - Virgen, «Sangue - sangre de la Virgem - Virgen»), anunciando, ya desde los umbrales de la formación del hombre, la «Eucaristia - eucaristía de la carne y Sangue - sangre» (resp. del Verbo y del Espíritu), necesarios para reintegrar el espiritual terreno al reino de la luz Andrógino - andrógina.

Andando el tiempo, el tema de la lluvia de Sangue - sangre denunciaría, por caminos paralelos, el sacramento de la Eucaristia - eucaristía. El apóstol San Felipe habla desde la cruz, donde le han clavado invertido:

Mira, ¡oh Bartolomé!, cómo destila mi Sangue - sangre a tierra. Una planta   saldrá de mi Sangue - sangre, y se convertirá en vid (ampelos  ) y hará fruto   de racimo. Y, tomando la uva, la exprimiréis en el cáliz. Y, luego de haber participado (de él) hasta el tercer dia, elevaréis a lo alto el Amem para que la oblación sea perfecta [12].

En efecto,

a los tres días brotó la planta de la vid donde había caído la Sangue - sangre de San Felipe, e hicieron todo lo que les había ordenado, ofreciendo durante cuarenta días las ofrendas y en oración no interrumpida. [13]

Los Hechos apócrifos   orientan la Sangue - sangre del cielo primeramente hacia la Sangue - sangre fecunda del martirio, y más tarde, hacia la de la Eucaristia - eucaristía, expresión de la Igreja - Iglesia multiplicada.



[1Entre los ofitas de Ireneo (I 30,6) recurre el mismo tema de la turbación («conturbaos autem ómnibus ad novam vocem») de los arcontes, con una diferencia accidental: en Origem do Mundo - UW se turban por la nueva luz; en Ireneo (l.c.), por la nueva voz. Cf. O Evangelho dos Egípcios - AegEv 59,1ss.

[2Eufemismo que traduce el Fluxo de Sangue - flujo de sangre luminosa sobre la tierra al modo de la fontana anima, o río del alma, de los neoplatónicos (cf. P. Hadot, Marius Victorinus (París 1971) 223ss). Análoga concepción entre los Oráculos caldaicos; por influjo de ellos, Sinesio sustituye al Espíritu Santo (Hymn. I 228) por la arrete gona (= Hécate = Rhea), sin mencionar, no obstante, la Sangue - sangre. Véase W. Theiler, Forschungen 267s.283ss; mis Parábolas Evangélicas em São irineu - PARÁBOLAS EVANGÉLICAS EN SAN IRENEO I 231; y sobre todo, Michel Tardieu, Trois mythes 85ss y 142ss.
Otro camino lleva la Virgo Luminis maniquea. Véase C. Riggi, Epifanio contro Mani (Romae 1967) 126ss.l62s. Añadir la bibliografía de Klijn, Acts of Thomas 169.

[3Origem do Mundo - UW 156,2ss. Para las implicaciones con el tema de la Fluxo de Sangue - hemorroísa véase La teología del Espíritu Santo 589ss.

[4Esta expresión, clásica entre los Mani - maniqueos (cf. E. Waldschmidt-W. Lentz, Die Stellung Jesu im Manichäismus 55s), se sustituye aquí por la Virgem - Virgen, ocupando el puesto de Sophia - Sofía Prunicos bajo la desconcertante forma de pronoia (= providencia del mundo creado), compañera del creador. No ha de confundirse con la «virgen masculina» (O Evangelho dos Egípcios - EAeg 44,27; 49,25; 50,1; 53,18... 62,1 y 5), que, a diferencia de la parthenia - virgen Pronoia (femenina), tiene por marido al Dios supremo o al Unigênito - Unigénito en cuanto tal y nunca se orienta hacia el cosmos.

[5Contrapartida, a nivel infrapleromático, del delito de Sophia - Sofía (Ireneo - Iren., I 2,1s).

[6El matrimonio entre el Adam - Adán luminoso y la Virgem - Virgen evoca las relaciones entre el Anthropos (= Salvador) y Prunicos. Y, dentro del ámbito eclesiástico, las del Hombre (Jesús) y el Espíritu (= virtus Spiritus) emanado de él. Cf. Hilário - San Hilario, Comm. in Matth. IX 6s

[7Origem do Mundo - UW 159,2ss. Cf. Michel Tardieu, Trois mythes 195ss.

[8Origem do Mundo - UW 159,24-28. Sobre la floración de la tierra por efecto del Fluxo de Sangue - flujo de sangre celeste, recuérdese el mito de Attis según noticias de Arnobio (Adv. Nat. 5,6).

[9Cf. Origem do Mundo - UW 152,4.

[10Cf. Origem do Mundo - UW 175,7s; Ireneo - Iren., I 7,3. Véase Michel Tardieu, Trois mythes 81s y 201.

[11Cf. P. Hadot, Marius Victorinus 227.

[12Atos de Felipe - Acta Philippi c.143 (84,2ss).

[13Atos de Felipe - Acta Philippi c.147 (88,5ss). Cf. c.148 (90,2s). Según Plutarco (Ísis - De lside c.6), con referencia a Eudoxo, creían algunos egipcios que las vides nacieron de los cadáveres, de gente belicosa contra los dioses, mezclados con tierra.